Páginas vistas en total

19 marzo, 2014

Los 5 errores más comunes de una mamá divorciada

Cuando atravesamos la experiencia de un divorcio, vivimos también una serie de cambios y ajustes que sin duda pueden resultar muy complicados para cada miembro de la familia.

Si quieres saber cuales son los 5 errores más comunes que debes evitar para llevar una relación armoniosa con tus hijos y contigo misma aquí te los comparto.



1. HABLAR MAL DEL PADRE DE TUS HIJOS: es importante reconocer, que tus hijos no son las personas adecuadas para descargar tu enojo, y que tampoco lo son para darte o no la razón. Ellos probablemente necesiten más de ti en este momento que en cualquier otro y la forma en que reacciones y actúes ante esta etapa será un ejemplo para ellos por el resto de su vida. Lo que enseñes hoy, será transmitido por generaciones. Es mejor No esperar a que tus hijos repitan los mismos errores.

2. UTILIZAR A TUS HIJOS COMO MENSAJEROS: por difícil que te resulte, es importante que asumas la responsabilidad de tus decisiones. Habla por ti misma y evita a tus hijos el dolor de estar en medio de ustedes dos sin saber que hacer. Recuerda que eso no les corresponde a ellos, sino a ti y a tu pareja.

3. NO CASTIGUES A TU EX A TRAVÉS DE TUS HIJOS: esto es algo que de pronto puede parecer muy coherente y hasta un tanto justo, pero involucrar a tus hijos y manipularlos para que te apoyen es algo que debes evitar completamente. Es muy importante que comprendas que no debes tomar decisiones sobre la vida de tus hijos basándote en el rencor, porque tal vez no percibas el efecto nocivo de estos actos ahora, pero sin duda saltaran a la vista el día de mañana. Recuerda que recibiremos justo lo que estemos dando ahora. 

4. SE CUIDADOSA CON LAS NUEVAS RELACIONES QUE ENTABLAS: siempre es delicado este tema para los hijos después de un divorcio, es por eso que debes respetar sus espacios y concederles el tiempo necesario para que asimilen que tu matrimonio ha terminado. Iniciar una relación demasiado pronto puede tener resultados contraproducentes.

5. PERO SOBRE TODO, NO TE RECARGUES EN TUS HIJOS EN BUSCA DE APOYO EMOCIONAL: mucho menos si aún son pequeños, no los llenes de información innecesaria e íntima acerca de tu matrimonio. Es posible que sientas una ola de emociones constantes, pero no acudas a ellos en busca de consejo. Busca en cambio ayuda profesional para sanarte a ti misma, eso les hará mucho más fácil el camino a ti y a tus hijos. Los frutos de tu fortaleza y valentía vendrán más adelante, ¡Ánimo!

Si quieres seguir leyendo acerca de temas relacionados puedes darle Click a este link: http://laalquimiademama.blogspot.mx/2013/12/podre-algun-dia-ser-completamente-feliz.html


No olvides dejarme tu comentario, me encantará saber de ti!  



No hay comentarios:

Publicar un comentario